Publicada el 22 de mayo de 2017 | Comments

Uno por Uno: Gimnasia – River

Augusto Batalla (7): Si bien tardó en salir en un envío aéreo, contuvo bien los remates desde lejos que ejecutó Gimnasia. Luego, dio un rebote muy hacia el medio, pero quien lo captó estaba offside. Y terminó asistiendo bárbaro a Martínez para el 2-0 con un bochazo largo. 

Jorge Moreira (7): Incansable. Corrió, marcó y pasó siempre al ataque, aunque le faltó la estocada final. Fue opción permanente arriba y abajo los 90 minutos. 

Jonatan Maidana (8): Una fiera en el anticipo. Se lo notó con un ritmo bestial comparado a los otros partidos. Estuvo sólido y firme para cortar de arriba, como siempre, pero mucho más achicando casi en mitad de cancha. 

Lucas Martínez Quarta (7): En un principio le costó cubrirle la espalda a Mayada, pero luego se afirmó. Como su compañero de zaga, no dejó pasar nada ni nadie. Y hasta se animó a presionar muy arriba, cortar y rematar desde lejos. 

Camilo Mayada (6): Le metió al ida y vuelta como siempre, pero sufrió los primeros momentos de la etapa inicial. Luego, se mostró en ataque aunque no pesó en jugadas decisivas. Bien. 

Gonzalo Martínez (6,5): Tras un primer tiempo en el que no había tomado buenas decisiones en la izquierda, Gallardo lo corrió al sector contrario. Ahí hizo un desparramo terrible y convirtió el 2-0. 

Leonardo Ponzio (7): Un pac man. Gran sentido de la ubicación para recibir todas las pelotas que quedaron boyando en la mitad, y simpleza para dárselas a un compañero. Correcto y a tiempo en los relevos. 

Ariel Rojas (7,5): Mucho más decisivo que los últimos partidos. Desde la izquierda y a veces cerrado, le dio fútbol al equipo y generó superioridad numérica en el sector en que estuviera. Fue punzante, preciso y aportó dinámica hasta para recuperarla. 

Ignacio Fernández (6): Quizá más intermitente que lo que nos tiene acostumbrados. Pero también fue clave: rompió líneas en la jugada del primer gol y fue preciso en la distribución.

Sebastián Driussi (6,5): Buena pared con Alario para definir (¿al bulto?) y poner el 1-0. Luego, intercambiaron roles y el pipa no llegó. Más tarde, se fue diluyendo en algunas malas decisiones. 

Lucas Alario (7,5): Gran devolución a Driussi para el 1-0 y mejor asistencia a Auzqui para el 3-0. Luego, el travesaño le negó el suyo. No solo la mete, sino que también es generoso y hace jugar a los demás. 

Ingresaron:

Carlos Auzqui (7): ¡Por fin se le dio! Se sacó la mufa con un jugadón: quite, corrida, pared y definición. Justo contra Gimnasia…

 

 

(Visited 398 times, 1 visits today)




Back to Top ↑






























Instagram