Publicada el 12 de noviembre de 2017 | Comments

Las claves de River – Deportivo Morón

Sin brillar, pero haciendo pesar la mayor jerarquía individual por sobre la de su rival, River le ganó 3-0 a Deportivo Morón y accedió a la final de la Copa Argentina. En El País Menos Alguno te contamos cuáles fueron las claves del triunfo en Mendoza.

Ser el dueño del partido desde el arranque: Si bien era algo previsible, el equipo de Gallardo fue el que, desde el minuto cero, asumió el control de la pelota y el favoritismo en esta semifinal. Con y sin la pelota, adelantó líneas para recuperar arriba y ahogar a su rival. Aunque también, el trámite evidenció un funcionamiento deslucido. River se volvió un equipo previsible y falto de cambio de ritmo. Tanto Auzqui como Martínez se ataron excesivamente a las bandas y carecieron de sorpresa, por lo que los ataques se reducían a pelotazos cruzados, la mayoría de ellos precisos, en busca del ex-Estudiantes y del Pity y a esperar al desequilibrio individual de cada uno, algo que sucedió solo en la jugada que abrió el marcador.

Nobleza obliga, el 1 apareció cuando se lo necesitaba: En el ojo de la tormenta por sus flojas respuestas en goles de Lanús y Boca, Germán Lux tuvo una gran tapada a Rodrigo Díaz cuando el encuentro estaba 0 a 0. Es difícil imaginar lo que hubiese sucedido si el Gallito se ponía en ventaja pero también es acertado destacar la buena respuesta del arquero en la única jugada en la que lo exigieron.

Golpear antes del descanso: Interpretando que el partido lo pedía, River aceleró en los últimos minutos del primer tiempo y tuvo su premio. Primero, al minuto 39, Pity Martínez desbordó por izquierda y mandó un centro rasante al área que Nacho Fernández (en clara posición adelantada) solo tuvo que empujar al gol. Tres minutos después, tras un córner desde la derecha que fue despejado por la defensa rival, Nicolás de la Cruz volvió a meter un buscapié que Jonatan Maidana conectó abajo del arco. Sin ser muy vistoso, pero de forma merecida, River se iba al vestuario con una ventaja de dos goles en el marcador.

Supo defenderse con la pelota: Estando arriba en el marcador, el trámite del juego en el complemento entró en una meseta en la que el Millonario supo seguir teniendo posesión de la pelota y controlar los pocos intentos de reacción de su rival. La línea de cuatro defensores mutó a tres, siguió jugando adelantada y esto hizo que Lux haya sido un espectador de lujo en los segundos 45 minutos.

(Visited 93 times, 1 visits today)


Autor

Estudiante de Comunicación Social y Periodismo Deportivo. Orgulloso de tener una banda roja que me cruza el alma (@WhLucasE)



Back to Top ↑






























Instagram